En esta semana escribí esta frase en LinkedIn y quise profundizar más, para lograr que te conectes conmigo y entiendas mi emoción.

Esta frase la escuche en la película Spiderman, y desde que la escuche puse en pausa la película y la repetí varias veces para poder disfrutar y vivencial el gran poder de esta frase, no lo negare me dejo prendada, impactada e inspirada.

Esta fue una frase que el Tío Ben le compartía a Spiderman y fue extraída de uno de los discursos más famosos de Franklin D. Roosevelt que impacto a muchas personas en ese momento.

Una Marca Personal conlleva una gran responsabilidad, empieza con descubrir tu propósito, te va conectando con tu misión, te va invitando a compartir eso en lo que eres bueno, hacerlo visible, compartirlo, luchar por ese propósito aún los demás te critiquen, te desanimen, es estar convencido que ese súper poder que tienes tiene valor y usaras estrategias para ponerlo en acción y mostrarle al mundo que al usarlo pueden ser su mejor versión.

Lograr conectar con tu esencia, autenticidad, tu marca propia y descubrir ese súper poder que te hace único requiere constancia, paciencia, tiempo, jugar a la prueba y error manteniéndote a flote porque conoces tu pasión y tu propósito es claro.

Porque conlleva una gran responsabilidad, porque una vez quitas el telón a tu marca personal empiezas a destapar cajitas y comienzan a salir cosas buenas, otras no tan buenas, pero todas absolutamente todas te dejan un aprendizaje y dejan huellas a tu alrededor, es empiezas capacitarte para ser tu mejor versión a crecer, a aprender, a buscar, a ser curioso para encontrar lo mejor de ti entrenarlo para compartirlo, siempre teniendo claro que quieres y convencido de donde quieres estar.

Pero la responsabilidad no queda solo allí, cuando empiezas a sacar todas esas cajitas tu comunidad, cliente ideal, tus seguidores se empiezan a dar cuenta y quieren verte volar, otros caer, pero bueno ese no es el tema de esta historia… te quieren ver volar que tus alas sean sus alas, que tu recorrido les muestre el camino y tu experiencia sea ese tesoro para ellos saber que no están solos y que pueden hacerlo «Tu seras su luz». Esta gran responsabilidad nos invita a ser aprendices infinitos a buscar soluciones pensando en ti para poder ayudar y colaborar a los demás.

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad, esta frase me resonó nuevamente cuando empecé en el mundo del coaching me daba miedo hacer mis primeras sesiones en el 2013, sabes porque él no aplicar las competencias de manera correcta podrían dañar a mi cliente y esto era lo peor que podía suceder, le dije a mi mentora Pilar que «me da miedo el equivocarme» y ella simplemente me dijo haz estudiado lo suficiente, haz hecho practicas excelentes es hora de ponerlo en acción en el proceso ganaras mas confianza.  El hecho de que mi cliente no se llevara lo que andaba buscando por mi inexperiencia me detenía. Luego aprendí que la práctica hace el maestro y cuando le pongo atención, intensión, enfoque y corazón todo fluye, lo mismo pasa con tu marca personal, que no te de miedo salir será una gran responsabilidad, pero si se parece a ti será pan comido.

Todo lo que hacemos con corazón, autenticidad para ponerlo al servicio de los demás siempre fluye, brilla, deja huellas, así que empieza a mostrar ese súper poder que te hace único, irrepetible y brillante.

Tienes la gran responsabilidad de ser tú y mostrar ese gran regalo que tienes para compartir con los demás. ¿Listo para dejar tu magia?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *